domingo, 20 de septiembre de 2015

Los Confesionarios de San Julián (Dos piezas mobiliarias del siglo XVIII)

Detalle del coronamiento de uno de los confesionarios
La iglesia de San Julián de Santa Olalla conserva dos confesionarios del siglo XVIII que son sin duda las piezas más destacadas del mobiliario de  San Julián.

Sabemos por los libros del archivo parroquial que en 1719 se hacen reparaciones en un confesionario de San Julián.  Pero no conformes con esto en 1758, según consta en sus inscripciones,  se elaboran dos nuevos confesionarios siendo cura don Pedro Lorenzo Corral, uno de los mayores protectores de nuestra iglesia. Pedro Lorenzo Corral falleció el 21 de noviembre de 1777 y fue enterrado en San Julián con la asistencia de la comunidad de franciscanos.

Se trata de dos confesionarios de estilo barroco castellano, elaborados en madera labrada, son dos piezas de ebanistería de un elevado valor. En las cresterías de la parte superior aparecen tres cartelas, en cada uno de los confesionarios, pintadas al óleo; en el frente la mitra arzobispal y en los laterales se repite el báculo con la cruz patriarcal, principales atributos de San Julián de Toledo titular del templo.
Confesionario de San Julián
Inscripción dentro del confesionario
Vista de un confesionario desde el otro



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada