domingo, 14 de diciembre de 2014

Santa Olalla en el Diccionario de Sebastián de Miñano

Retrato de Sebastián Miñano
Siguiendo con las descripciones que se dan de Santa Olalla en las diferentes relaciones antiguas, diccionarios y libros de viajes, aportamos esta de 1827 publicada por Sebastián de Miñano y Bedoya (Becerril de Campos (Palencia), 1779 - Bayona, 1845) en el Diccionario Geográfico estadístico de España y Portugal el más importante hasta la llegada del de Pascual Madoz. 


Sebastián de Miñano fue un escritor, geógrafo, historiador y político afrancesado. El Diccionario de Miñano está compuesto por once volúmenes escritos entre 1826 y 1829, la novedad está en los interesantes datos económicos que aporta y en hablar por primera vez de algunos hijos ilustres de Santa Olalla. Esta es la transcripción de la descripción que nos da en su diccionario:  

Santa Olalla, V.S. de España, provincia, arzobispado y partido de Toledo. 300 vecinos, 905 habitantes, dos parroquias, un convento de frailes, una capilla, un hospital con otra capilla de regular capacidad, 270 casas, entre las cuales algunas de regulares proporciones, un pósito. 

Portada del tomo VII del Diccionario
Situada en terreno bajo y pantanoso, y entre los ríos Alberche y Tajo, entre el lugar de Novés, y la villa de Techada en el camino que desde Madrid pasa a Badajoz, por Navalcarnero y Santa Cruz de Retamar, de donde dista 51 horas. En el transito se atraviesan varios arroyos y se encuentran los pueblos de Quismondo a 324 pasos del camino y Maqueda.

Produce en abundancia granos, vino, aceite, hortalizas, zumaque y pastos, donde se cría ganado vacuno y lanar entre-fino, pudiendo regularse su cosecha de granos en más de 20.000 fanegas y en 55.000 los pies de olivos. Industria: dos tahonas y diez molinos de aceite.

Es patria del historiador Alvar Gómez de Castro, catedrático de humanidades y de lengua griega en Alcalá, encargado por Felipe II para el reconocimiento y corrección de las obras de San Isidoro y de Orígenes, escribió también comentarios sobre los hechos del cardenal Cisneros y otras varias obras; y del predicador Cristóbal de Fonseca, que floreció en el siglo XVI.

Sus murallas y castillos arruinados son indicio de que fue pueblo considerable y numeroso, pues pretenden algunos que ascendía a 3.000 vecinos. Dista 6 leguas de la capital y 6 de Talavera. Contribuye con 23.306 reales y 16 maravedís.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada