miércoles, 19 de febrero de 2014

Las puertas del indiano (Historia oculta de las puertas de las puertas de la iglesia de San Pedro en Santa Olalla)

Recupero este artículo que apareció publicado en julio de 2008 en la revista Juan Guas de Torrijos: "Las puertas del indiano (Historia oculta de las puertas de la iglesia de San Pedro de Santa Olalla)". Es un breve articulo sobre la donación de cuatro puertas a la iglesia de San Pedro Apóstol de Santa Olalla por don Agustín de Gamboa, santaolallero residente en Las Indias, en la ciudad de Guadalajara (México).

Las viejas puertas de la Iglesia de San Pedro Apóstol de Santa Olalla habían pasado desapercibidas hasta su restauración en 2005. Tras eliminar multitud de capas de pintura quedaron, a la vista de todos, unas puertas de robusta madera y de estilo castellano. Pero todavía faltaba valorar su antigüedad y descubrir su particular historia.

Detalle de la puerta principal
donada por Agustín de Gamboa, residente en Las Indias
En uno de los herrajes de la puerta principal, situada junto a la Cruz de los Caídos, se puede leer “Iº López me fecit en 1680” que quiere decir que las hizo Ignacio López en 1680, otra inscripción en la misma puerta dice “Dio estas puertas D. Agustín de Gamboa”. Contrastando estos datos con el libro de fábrica de la parroquia, concretamente con el que abarca de 1677 hasta 1727, podemos saber que don Agustín de Gamboa era residente en las Indias, concretamente en la ciudad de Guadalajara (Méjico). Desde allí mando 37.855 reales para sufragar cuatro puertas en la iglesia de su pueblo natal. El dinero lo mando a través de su hermana María de Gamboa, monja en el convento de Santa Úrsula de Toledo, ella lleva a cabo el último pago en 1682. Las puertas fueron fabricadas en Toledo. Conservamos también documentación de 1672 y 1675 de una capellanía que creó de la que era beneficiaria la Iglesia de San Pedro, estos documentos le citan como el capitán don Agustín de Gamboa.

La puerta que separa la iglesia del portalillo es de similares características y de la misma época, en uno de los herrajes reza “doctor don Tomas Calvo”, que era el cura párroco en los años en los que se elaboraron las puertas y es quien firma el libro de fábrica antes mencionado. Muy probablemente estas otras dos puertas también fueron sufragadas por Agustín de Gamboa, junto con las dos en las que aparece su nombre grabado serían las cuatro puertas que tenemos documentado que pagó para la iglesia de San Pedro.

La puerta que comunica el portalillo con la plaza de los Mártires y que tiene dos ventanillos con rejas en su parte superior, fue elaborada en 1791 según consta en la inscripción de uno de sus herrajes, donde también se puede leer “Roche” lo que nos hace atribuir su autoría al taller de Pedro Gómez de Roche forjador del siglo XVIII vecino del Carpio de Tajo autor de multitud de piezas para las parroquias de nuestra comarca y que también trabajo para la iglesia de San Julián de Santa Olalla.

Hay otras puertas que por tener menos valor o ser de menor tamaño no tienen inscripciones ni aparece tan detallada su compra en los libros de fábrica, pero con total probabilidad se remontan al siglo XVII. Seguramente que muchas de ellas fueron elaboradas por el carpintero local Andrés Sánchez a quien en 1680 se le encarga la puerta del campanario y la escalera para el púlpito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada